miércoles, 22 de mayo de 2013

FLEXITARISMO

Una dieta flexible, basada en la ingesta de vegetales...pero con la particularidad de que admite la necesidad del aporte proteico de origen animal: flexitarismo. Como el nombre sugiere, flexibilidad de criterios.
El aporte de nutrientes mayor proviene de frutas, verduras, leguminosas y cereales. Pero se reconoce la necesidad del aporte sustancioso y sustancial de los derivados lácteos (queso, leche), del pescado y de los huevos, incluídos en la dieta de manera ocasional.
Interesante, dado que basar la dieta sola y exclusivamente en aportes vegetales no es correcto para el organismo humano. Recordemos, una vez más, que somos el producto de milenios de evolución omnívora. Los vegetarianimos estrictos no son naturales. Podrían, en todo caso, intentar ser el hito evolutivo de sucesivas generaciones...con resultado dentro de unos miles de años, en todo caso. No se les puede achacar desánimo ni egoísmo a nuestros amigos vegetarianos. Aunque sí cierta radicalidad no exenta de agresiva intolerancia.
Recordemos que sabremos de las necesidades de nuestro cuerpo por nosotros mismos, cuando aprendamos a escucharnos. En un momento determinado, podemos notar el ansia de comer determinado alimento: un antojillo. Pues nos está hablando el cerebro a través del metabolismo. Así que a escuchar. Y a ser posible, a satisfacer esta necesidad. De la manera más natural posible, claro. 
Más información en Le flexitarisme, c'est quoi?...

lunes, 20 de mayo de 2013

¿SE PUEDE VIVIR COMIENDO SOLO FRUTA?

La dieta frugívora es la más cercana a la que se considera como el objetivo de la Bioética en el ámbito alimentario. Pero...¿se puede vivir comiendo solamente fruta y hortalizas cuya función es efectivamente ser devoradas para asegurar la expansión de la especie vegetal en cuestión?
La respuesta es: en el nivel de evolución al cual ha llegado la especie humana, NO. Somos el producto de milenios de selección natural. Es imposible retornar a un hipotético origen edénico.
El sistema digestivo humano está ya demasiado apartado del ideal no agresivo como para separarnos ahora de él. Bueno, de hecho sí se puede, pero las carencias nutritivas que generaría tal régimen alimentario serían de consecuencias nefastas para la persona que lo llevara a cabo: debilidad general, falta de energía, bajo nivel de reacción frente a estímulos, irritabilidad, apatía (no es contradictorio), y a nivel fisiológico, degeneración en articulaciones y cartílagos, desgaste de las funciones metabólicas, envejecimiento prematuro.
Una sacramental, vamos...

martes, 14 de mayo de 2013

EFECTOS PERSONALES

Cada persona, cada cuerpo, es un mundo. De manera que no reaccionará nadie igual ante los mismos estímulos, ¡cuánto menos ante una medicación o ante una dieta!
Ejemplo claro: conozco una persona que se añade sal a los bocadillos de...¡jamón serrano! Su uso de la sal es alto: en ensaldas, en tostadas, en carnes...en todo, prácticamente.
Yo sigo una dieta muy baja en sal. La mayor parte de alimentos que ingiero son de origen vegetal. Pues bien.

Nos tomamos la tensión sanguínea:

-Él: 120/70 mmHg

-Yo: 140/88 mmHg.

De manera que delante de esta vivencia podemos empezar a plantearnos algunas cosas. Como por ejemplo, que los standards de medidas metabólicas son un estudio estadístico con una validez relativa. No me parece adecuada su generalización. Cada persona es un individuo, y para valorar su estado físico debe tenerse en cuenta como un todo y único.
Parámetros standards...cuidado.

viernes, 10 de mayo de 2013

LIMITACIONES DE LA DIETA BIOETICA

En este tipo de dieta bioética está claro que el punto débil está en la obtención de hidratos de carbono complejos. Porque...¿cómo sustituimos a las harinas?
No se puede usar trigo, ni maíz, ni arroz...todo son semillas que tienen vida en su interior.
Las frutas, riquísimas en glúcidos, no ofrecen el efecto saciante de pan, pastas...así que deberíamos comer a menudo, en breves intervalos de tiempo.
Pero...¿acaso no es esto lo que recomiendan las últimas tendencias en dietética? Parece ser que el control del sobrepeso va por ese camino...ingestas más repetidas y en menor cantidad.
El incremento de derivados lácteos puede ser una solución: queso, yogurts, cuajadas, son aptas en la dieta bioética. Su efecto saciante, especialmente el de los quesos, es bien reconocido.
Una buena loncha de queso untado con miel y acompañado de unos trozos de fruta resultará una comida adecuada, por ejemplo.

lunes, 6 de mayo de 2013

DIETA BIOETICA

Una dieta ética y respetuosa con la vida sería aquella que nos asegurara que no matamos para comer. Incluye aquí también los vegetales, que son seres vivos. Porque el vegetarianismo, el vegetalianismo o el veganismo son opciones nutricionales que no matan animales...pero sí plantas. Semillas que están vivas, como los frutos secos, son embriones que se han matado mediante el proceso de torrefacción.
¿Qué alimentos son pues bioéticos?

*Miel: siempre que sean excedentes de producción de las colmenas y no se esquilmen las colonias para conseguirla.

*Leche: cabras y ovejas criadas con responsabilidad y pensando en su bienestar no se van; al contrario, aprecian la compañía humana. De manera que nos regalan su excedente de leche en la crianza de sus hijos a cambio de nuestras atenciones.

*Frutas: la ingesta de frutas pulposas, diseñadas precisamente para ser comidas, es validísima. Las semillas pasarán por nuestro tracto digestivo sin ser dañadas, y volverán a emerger después de la evacuación con el debido abono que asegurará una más feliz germinación. 

*Verduras: todas las que son frutas de las plantas, con el tratamiento adecuado que hemos indicado anteriormente para las semillas que contienen. No se pueden comer verduras de hoja si esto significa la muerte de la planta. Para comer lechugas, acelgas, espinacas, se procederá recolectando las hojas exteriores sin mutilar la planta en exceso. Ella seguirá su ciclo biológico hasta la formación de las flores y semillas. 

*Huevos: siempre que no estén fecundados, puesto que entonces ya se trata de embriones. Si no hay gallo en el gallinero, el huevo no es el primordio de un nuevo ser y puede alimentarnos. 

No pueden consumirse:

*Frutos secos: son embriones. Su tratamiento para torrefactarlos es una tortura. 

*Cereales: son semillas vivas. Su tratamiento para transformarlos en harinas es un maltrato a la vida, nuevamente. 

*Tubérculos: ni patatas, ni boniatos, ni yuca...son seres potenciales, dispuestos a germinar si las condiciones son las adecuadas, dando un nuevo organismo vegetal.

*Germinados: cruel manera de hacer vivir pequeños seres que serán devorados sin piedad apenas nacidos. 
 

jueves, 2 de mayo de 2013

REVOLTILLO PRIMAVERAL CON ESCALUÑAS

Fantástico revoltillo de escaluñas fritas a fuego muy lento, pochaditas, con unos trocillos de jamón serrano y unos huevos camperos. Si añadimos una ensalada de lechuga huertana tenemos la comida del día. Y si ya agregamos el sol de mayo que ilumina así como véis...ya es el summum.

Desayuno: una rebanada de pan con miel y un zumo de naranja.
Comida: el revoltillo. *Postre: una manzana.


A media tarde: una infusión de te de roca.

Cena: un yogurt y una manzana.