martes, 26 de febrero de 2013

LASAÑA CALIENTE PARA UN FRIO DIA INVERNAL


 Hace mucho frío y conviene comida caliente y con consistencia: una lasaña.
Con leche y harina haremos una salsa bechamel.
Para hacer las plaquitas de lasaña: por cada 100 gramos de harina, se necesita un huevo. Se pone en un bol la harina en forma de montañita y en medio se casca el huevo, y con un tenedor se va mezclando, incorporando la harina desde los bordes. Se amasa bien y se envuelve la bola en papel film durante 20 minutos. Es importante que el huevo está a temperatura ambiente.
Pasado este tiempo, con el rodillo se estira la masa, lo más fina posible. Se corta en rectángulos y se pone a hervir en una cazuela con agua hierviendo hasta que se ve que las láminas se agrandan y se vuelven manejables. Entonces se sacan de la cazuela y se ponen sobre papel absorbente. Y una vez frías para que puedan manejarse, se usan para montar las capas de lasaña. El relleno, a la imaginación. Luego la cubriremos con bechamel y queso rallado, y la pondremos a gratinar.

Desayuno: un buen vaso de leche muy caliente con una rebanada de pan, aceite y tomate y el embutido que se quiera.

Comida: la lasaña... y una naranja de postre.

A media tarde: una infusión de te verde muy caliente.

Cena: una rebanada de pan untada con mantequilla y miel y un vaso de leche muy caliente.

2 comentarios:

Candela dijo...

Riquísima si que debe de haber quedado y como dices que para el frío que está haciendo !!!!
¡ manos a la masa !

Voy a intentar hacer las láminas con la receta que has puesto . Me quedará exquisita, ya te contaré .

Robin dijo...

Candela...acabo de ver el pronóstico del tiempo...parece que viene más nieve¡¡¡¡¡ Así que para hoy he propuesto un cocido con cuerpo...hace mucho frío¡¡¡¡¡